EN MEDIO DE ESTAS TORMENTAS ya empiezan a haber rupturas en sus filas. Ya sale uno diciendo que el NO es fidel:

.

Giordan Rodríguez Milanés

1 de octubre de 2022, 23:19

Fidel pudo explicarlo un mont√≥n de veces. √Čl sol√≠a explicar mucho y casi siempre convencer. Yo no me enter√©. No tengo por qu√© haberme enterado de todas las explicaciones que Fidel dio en su vida pol√≠tica. Fidel tendr√≠a sus razones como estadista. (A lo mejor si las escucho, en su contexto, las entiendo) Pero yo no soy Fidel ni soy pol√≠tico por suerte para este pa√≠s, supongo.

Pienso que una cosa es el restablecimiento de relaciones diplomáticas como un camino de distensión y coexistencia pacífica, y otra cosa es solicitar ayuda o aceptarla de tu enemigo en el climax de la guerra que te impone.

Si un gobierno de los Estados Unidos da pasos -como los intent√≥ dar Keneddy, antes de que lo mataran, o lo dieron Carter u Obama- en la direcci√≥n correcta, yo pudiera entender que acept√°ramos un ofrecimiento de ayuda aun cuando esa ¬ęayuda¬Ľ ser√≠a necesariamente, entre otras causas, por la propia agresi√≥n. Pero sucede que Bush jr, como ahora Biden, han sido de los presidentes norteamericanos m√°s virulentos -adem√°s de est√ļpidos- contra el pueblo cubano y, en el caso de Biden, hip√≥crita y mentiroso. ¬ŅLe voy a solicitar ayuda a ese precisamente? Como sea que lo acomode, lo veo indigno.

Pero como dije antes: ¬ŅQu√© tanta chiveta con que este mero opinante -al que no le hace mucho caso ni su perrita Isis- no est√© de acuerdo con las decisiones de un gobierno que solo me ha convocado a dos o tres referemdum en toda mi vida?’

.

.

Ese fue Giordan, que ahora tiene un blog que hereda los comentaristas del que antes fuera de Silvio Rodriguez Dominguez (SegundaCita.blogspot.com https://segundacita.blogspot.com/2022/08/aqui-continua-otra-cita.html

.

‚Ķpero un simple ciudadano que piensa con cabeza propia. Este es de los pocos miles que quedan, quedan!, convencidos de esas ‚Äúrazones‚ÄĚ.

Y as√≠ mismo son mis padres y mi abuelo. Se asoman al abismo de lo vivido, de las ‚Äúagresiones‚ÄĚ imperiales, de los que estamos en la acera de enfrente, etc. y se espantan, caen en ataque de p√°nico con estr√©s postraum√°tico y recuerdos vividos de una Cuba corrupta y desigual, a√ļn peor que la actual, la Cuba que le machacaron por mas de 64 a√Īos que era el vertedero de lindezas de cuanto imperio campeaba por el mundo en los primero 60 a√Īos del siglo pasado. Como si luego de 1959 no continuar√≠amos siendo eso mismo.

.

.

.

.

.