HAY MUCHOS QUE piden ‚Äėmano dura‚Äô contra la gente que, evidentemente, est√° al l√≠mite. Son los mismos que casi nunca piden aplicar el mismo nivel de severidad de la ley escrita para combatir males que se ven a diario y que son c√°nceres sociales (corrupci√≥n, burocracia, inmovilismo‚Ķ) Hay resoluciones de control interno (solo por citar un ejemplo) que solo quedan en un mural y nadie pide que se apliquen. Ese silencio hace mil veces m√°s da√Īo que un grupo de cubanos desesperados porque lo poco que ten√≠an acaba de convertirse comida de gusanos. Esas historias hay que contarlas en nuestros medios y no estar mirando tanto al vecino. Despu√©s nadie puede quejarse de que nos robaron la narrativa.

No olvidemos que todos estos eventos ocurren luego de una sangria de casi 200 000 cubanos solamente llegando a EEUU en los √ļltimos 12 meses, sin contar los miles que siguen desparramados por medio mundo. Imaginense estas manifestaciones con ese cuarto de mill√≥n inconforme y activo aunque sea en un 10%, habr√≠a sido una reserva importante. El r√©gimen facilita estas salidas porque sabe a lo que se arriesga con esa olla calent√°ndose con cada nueva metida de pata y descalabro rid√≠culo que enga√Īa a cada vez menos cubanos dentro y fuera de nuestro archipi√©lago:

AQUELLOS MISMOS que se parapetan detr√°s de los cuerpos militares y paramilitares -incluyendo en esos grupo a esos ni√Īos cadetes de las escuelas Camilo Cienfuegos (camilitos)- y que no hacen nada para mejorar las condiciones de vida del cubano, son los que trabajan intensamente en que estas se mantengan como estan de esta otra forma:

‚ÄúEl mayor da√Īo econ√≥mico a Cuba se le imputa al embargo, pero desde mi punto de vista ese da√Īo se lo ocasionan los aut√©nticos revolucionarios y militantes del Partido Comunista de Cuba, son ellos los que manejan los recursos que la dictadura logra comprar en el mercado internacional y que d√≠as m√°s tarde cuando estos art√≠culos y bienes de consumo atraviesan el umbral de las aduanas, mediante un entramado de sobornos, modelajes e informes de faltantes son saqueados sin ning√ļn escr√ļpulo por estos ciudadanos de primera l√≠nea, 100% integrados, abanderados de los batallones de respuesta r√°pida y que nunca seg√ļn ellos traicionar√≠an a su revoluci√≥n ni a su dictador [de turno]

¬ŅC√≥mo vivir dentro de la legalidad en un pa√≠s donde por solo abrazar la ilusi√≥n de un futuro mejor, pensar diferente, opinar cosas nuevas, te pueden enviar a la c√°rcel sin un juicio justo y mientras los aut√©nticos delincuentes siguen libres en las calles, por el d√≠a aplaudiendo a su revoluci√≥n y por la noche rob√°ndola y hundi√©ndola m√°s en la miseria?‚ÄĚ

tenencias y tendencias

Por todo eso hay decenas de miles vendiendo todo
Para irse a otro lugar
a un futuro incierto pero probable

Para dejar atr√°s la certera verdad
De cat√°strofes
Que dejan el estatismo y las mafias

.

.

.

.