QUERER NO ES PODER,

hay que tener con qué.

No CONTINUEN LLENANDOSE LAS CABEZAS DE TANTO HUMO