Over-protective parents in the ‘80s were not happy with Temple of Doom’s darker tone and gruesome violence, and the ensuing controversy helped lead to the creation of the PG-13 rating.

…

Yo vi Ia Indiana Jones del ‘84 en un cine en la Habana un año después, ya con 11 años, y recuerdo que todo fue muy agradable y gracioso. Me llevaron unos vecinos. Siempre me sentí muy atrapado por el cine. He conocido a varios que en 80 años apenas han visto una docena de películas y solo ven los noticieros. Hay de todo en esta Viña.